December 13th, 2006

Ya está hecho: como vuelva el fascismo, me la cargo.

Hooola a todos. Hace mucho que no escribo, pero esto merecía la pena contarlo, así que, ahí va.

No sé si os habréis dado cuenta, pero me preocupa mucho la situación política del mundo en general, y de mi país en particular (que es donde más me afecta). Me pregunto si alguna vez lo he mencionado XD.

Bueno, el día en que me dije que ya estaba bien y que tenía que hacer algo fue hace años, cuando a mi amiga Concha, su novio Ismael, y mi amigo Augusto, les dieron una paliza unos niñatos en moto. No les robaron, mucho ojo: fueron, sencillamente, a hacer daño.

A los niñatos que apalearon a mis amigos no les pasó NADA. Tuvieron castigo CERO. El baremo de las víctimas es muy distinto: a Ismael, que se puso delante del candado tamaño maxi que iba a abrirle la cabeza a Concha, pudieron haberlo matado. Este noble joven recibe ahora el cariñoso apodo de "Harry Potter", por la cicatriz que tiene en la frente. Por no hablar de que el golpe le afectó al oído. Augusto, por su parte, se llevó una cicatriz en la espalda y unos cuantos golpes.

Después de que ocurriera tal cosa, decidí que si no me gustaba la política, tendría que cambiarla. En palabras de Erin Pavlina, "si tienes tiempo para quejarte, tienes tiempo para trabajar. ¿Quieres ser parte del problema o de la solución?"

Así que decidí que me iba a meter en política, para intentar (ja, ja, ¡inocenteeee!) cambiar las cosas desde dentro. Oye, si Suárez pudo, yo no iba a ser menos, ¿verdad?

Para cambiar algo, había que meterse en un partido de los que pudieran cambiar algo. Así que eso era uno de los grandes. Como soy pobre, y sería harto estúpido ser pobre y de derechas, me metí en las Juventudes Socialistas.

Mi madre no paraba de decirme que "el día que vuelva el fascismo vas la primera al pelotón de fusilamiento. Y el fascismo vuelve ya, que está la gente muy harta de tanto delincuente en la calle y las personas honradas encerradas en sus casas. Y más ahora, que las casas son de treinta metros".

No me gustó NADA esa opinión de mi madre. Porque plantea una falacia como un castillo de grande. Viene a decir que, para que se cumplan las leyes, no se pueden tener libertades civiles. Viene a decir que, para que no tengamos niñatos hijosputa abriendo cabezas por pura diversión, tiene que venir un caudillo a apretarnos las tuercas.

MENTIRA. MEN-TI-RA. Mentira cochina, inmunda y asquerosa. Las libertades civiles son compaginables con la seguridad ciudadana. O sea, tú tienes criminales, y "legales". Dentro de los "legales" los hay buenos y malos, pero no se dedican a asesinar, violar ni abrir cabezas, ¿verdad? Bueno, pues la seguridad ciudadana se arregla agarrando a los criminales y poniéndolos bien lejos de las personas que cumplen la ley. No hace falta tener a los tanques en la calle para tener a los asesinos en prisión. Vamos, digo yo.

Así que, cuando mi madre me empezó a meter miedo, me dije a mí misma "Claaaro, dejo de trabajar por lo que creo, con la esperanza de que cuando todo se haya ido a la mierda, los fascistas que vengan a arreglarlo no me den un tiro en la cabeza. Un cojón".

Vaya por delante que creo que mi madre es muy exagerada... Pero bueno, peores cosas se han visto, y la fractura social en España empieza a ser cada vez mayor.

A lo que iba... Me metí en el PSOE para tratar de arreglar algo.

Bueno, hace poco el partido socialista subió el tiempo necesario de cotización para conseguir una pensión contributiva. En teoría, hace falta que se suba este tiempo, porque los pensionistas cada vez viven más. Si la idea es comprensible. Si yo lo entiendo, que de donde no hay dinero, no se puede sacar a no ser que metas más dinero.

Lo que no me sirve es que me digas que hay que apretarse el cinturón, bajes las pensiones de todo el mundo... Y subas las de los parlamentarios. Y el sueldo de los parlamentarios, con la excusa de que "es que somos los parlamentarios que menos cobramos de Europa". Claro, qué listo, ¿y si hacemos un trato? Cuando el trabajador medio cobre lo mismo que un trabajador medio alemán, nuestros parlamentarios que cobren lo mismo que un parlamentario alemán. ¿A que mola la idea?

Pues va a ser que no.

Total, que, evidentemente, he acabado hasta las narices de la incompetencia y la SORDERA de los partidos tradicionales. Que no me interesa el estatuto, que por mí como si catalanes y vascos deciden cortarse con un serrucho en referéndum. Que lo que necesito es un empleo estable, una vivienda asequible, y que los jodíos niñatos tengan miedo a las consecuencias de partirle la cabeza a los transeúntes. Que ya está bien. Que os bajéis de la parra y nos escuchéis, que lo que discutís en el congreso está total y absolutamente alejado de los problemas de la calle. Hace unas dos semanas, mandé un burofax al PSOE dándome de baja. Estoy muy decepcionada con su comportamiento desde hace bastante tiempo, pero la reforma de las pensiones fue la gota que colmó el vaso.

En fin, ya os ha contado Yatoshi lo que hice: me puse a conversar con los del recién nacido (bueno, ni siquiera es oficial) Partido Pirata. Y me encantó aquello. Cómo hablan, cómo ponen las razones por delante, cómo ante cualquier argumento lógico ceden y sólo responden con otro argumento lógico. Empecé a tratar con ellos en agosto, y la semana pasada, miércoles y jueves, como Yato os ha contado, fuimos a Madrid a firmar el acta fundacional en una notaría. Éramos ocho personas, y era curioso ver a tanta gente distinta unida. Había informáticos, cierto... pero también un editor, una autora diletante (que era yo, claro) un estudiante con unas pintas de hippy que no podía con ellas, firmando justo al lado de un par de hombres chaqueteados y encorbatados. El más joven tenía 20 años, y el mayor pasaba de los cuarenta. Cuando vi al grupo unido, me pregunté: "¿Cómo es posible que gente tan distinta esté de acuerdo en tantas cosas, y sin embargo los políticos no se pongan de acuerdo en nada? Cielos, ya tenemos que estar HARTOS para habernos puesto de acuerdo todos los que estamos aquí".




Y ahora, a la parte humana. Estoy ilusionadísima con el Partido Pirata. Me parece un proyecto grandioso porque en el fondo, lo que quiere es renovar toda la escena política. Porque pedimos la eliminación del canon, y queremos asegurarnos de que se mantiene la legalidad del P2P y todas esas cosas, pero, ¿sabéis qué es lo más importante que proponemos?

La democracia participativa.

Esto es, en todas las propuestas que se salgan de nuestro ideario, nos abstenemos... A no ser que alguien junte firmas y nos diga: "Eh, queremos que paréis esa reforma del empleo". Y si hacemos una consulta popular y resulta que, efectivamente, hay una mayoría en contra de la reforma... Se vota que no. Esto es, queremos instaurar la sana costumbre de preguntarle a la gente qué es lo quiere que hagamos antes de hacerlo. Porque igual un político se cree que lo que él piensa es lo mejor para su gente... Pero resulta que se puede equivocar. O tener mucha jeta y hacer lo peor posible a posta. O, sencillamente, ser un vago de cojones , que dé vergüenza ajena.

Pero, volviendo a algo que mencioné antes: como mi madre tenga razón y vuelvan los fascismos, a mí me fusilan de las primeras de la lista. No sólo estuve entre los socialistas, sino que encima he formado parte de otro partido... Bueno, si el Ministerio del Interior nos aprueba los estatutos, resultará que habré sido miembro fundador de un partido político. Así que, me temo que ahora no me puedo escapar. Tengo que trabajar todo lo más duro que pueda para hacer del mundo un lugar mejor, porque como vaya a peor, me la cargo antes que nadie :) O eso dice mi Mamá, claro. Seguro que exagera... Pero por si acaso, será mejor cambiar las cosas que no funcionan cuanto antes, ¿verdad? ¡Al turrón!


A pesar de todo, lo cierto es que aun si la cosa se torciera y no saliera bien, me alegraría de haberlo intentado. Primero, porque si la cosa sale mal, yo podré mirarme al espejo dentro de veinte años y decirme a mí misma que lo intenté, que lo intenté con todas mis fuerzas, con mi propio presupuesto, tanto como pude. Y por otra, porque pude ver a Yatoshi durante el viaje. Y Yatoshi es del tipo de persona que te sube el estado de cociencia. Quede aquí claro y en público que Yatoshi, no sólo me dejó dormir en su casa, sino que me llevó a la reunión del miercoles, me recogió por la noche para que yo no tuviera que volver sola a las tantas, y me llevó a la notaría el jueves por la mañana. Por si no fuera bastante, me quiso invitar en su trabajo, y me dio de desayunar en su casa. Como de casta le viene al galgo, su familia también se portó excelentemente conmigo: sus padres y su hermana estuvieron encantadores. Para mayor inri, se fue a dormir al sofá y me dejó su cama, a pesar de que yo llevaba saco de dormir y me habría podido quedar en el sofá. La verdad es que sabía que Yatoshi es buena persona, pero es que se portó atrozmente bien. Lo único que siento es no haber podido charlar más con él: espero que algún día pueda venir a mi casa, y tengamos más tiempo para hablar, porque a pesar de no habernos visto en dos años, era como estar con alguien a quien viste antesdeayer, y no se acababan los temas de conversación. Me dio una pena tener que ir a la notaría y que él se fuera... La próxima vez iré a un albergue, porque lo que no quiero es causar tantísima molestia. Está claro que la familia de Yato, cuando se pone en plan anfitrión, se pone en plan serio. Mismamente, se me olvidó que me dieron de cenar y todo, cuando llegué de la primera reunión. Vamos, que mejor, imposible. Yo debería de quitarme de leer las noticias durante un tiempo, porque somos en este país 40 millones de personas, y como no salgas a la calle a ver a la gente buena y honrada, se te hunde la moral. Y en realidad, hay muchísima gente buena en el mundo (aunque Yato es único :), y a lo peor no la estamos viendo porque estamos encerrados en nuestras casas por miedo a salir. Tenía un miedo horrible de ir a Madrid, y fue un viaje maravilloso, me lo pasé estupendamente, vi que el partido tiene futuro con tanta gente distinta dispuesta a trabajar y a ponerse de acuerdo... Y conocí a gente buena que me recordó, en buena parte, POR QUÉ estoy trabajando, por qué me leí el pestiño de los estatutos, por qué me he ofrecido a dirigir la redacción del reglamento disciplinario... Hay gente que se merece salir a la calle sin que un niñato le dé de ostias sólo porque no le va a caer ningún castigo. Hay gente que se merece no tener que estar esperando a una lotería para que le den un piso de protección oficial a un precio que ni siquiera es bajo, sólo razonable (y ni eso). Sencillamente, hay gente por la que merece la pena el esfuerzo.


Así que, habrá que seguir esforzándose. Nos vemos :)


P.D: por cierto, a Cati, la gata de Yatoshi... ¡le gusta el agua! ¡Un gato hidrófilo! Eso no lo había visto yo en los días de mi vida, pero ¡es que se asoma al lavabo para ver correr el grifo! :) Además, es una gatita "adolescente" (cinco meses, ya está grande pero no del todo), digna de concurso de belleza gatuno. Tiene el pelo gris azulado, y los ojos naranja-verdes... y es a-do-ra-ble. Además de ser elegante y silenciosa, (como todos los gatos), es cariñosa como un gato de Angora, y con la cola levemente atigrada, que parece tener brillos plateados. Un animalito como raras veces lo he visto. El gato que se mete en las bañeras ¡O_O! Y es que, de la familia de Yatoshi, me cae bien hasta el gato :D


P.P.D. Y por último... ni que decir tiene que si os queréis pasar por el foro del partido, o el wiki, o las reuniones de chat de los martes, sois bienvenidos. Por cierto, hay pocas chicas. Y el gobierno quiere pasar una ley de cupos, de la cual estoy totalmente en contra, por cierto... que obligará al 40% de los candidatos presentados a ser mujeres (u hombres, el caso es que la proporción se acerque al 50-50). Lo que me dice mucho de la competencia de los candidatos para desempeñar un cargo :( . Evidentemente, quiero igualdad de oportunidades para las mujeres, pero este tipo de leyes no me gustan nada, porque son discriminatorias, y porque harán pensar a muchos que las mujeres llegan a sus puestos por ser mujeres, y no por su competencia, sus conocimientos o su esfuerzo. En cualquier caso, señores y señoritas, si no quieren que pase como en Francia, que han ilegalizado el P2P, deberían pasarse por la página del Pirata. Así que, Sofi, si no quieres que un día de éstos te obliguen a tumbar tu página de Nozomi por violar los derechos de autor del que tiró las fotos, ¡vente p'acá! Y Genin y San-chan, lo mismo os digo. Si tenéis un mínimo de hartera por como funciona la política en este país, echad un vistazo, que igual os interesa. Elgie, tú no querrás dejar tu partido (imagino), pero toda opinión será bienvenida. Y en cuanto a Yatoshi, Tensh1 y Joe, ya sabéis: hic sunt pirates.

http://www.partidopirata.es/foro/index.php ------> el foro.

http://www.partidopirata.es -----> la página principal.