March 5th, 2008

Operación PATADA EN EL CULO.

.


Imaginadme aporreando un tambor y dando voces:


¡¡¡EL QUE ESTÉ HASTA LOS MISMÍSIMOS BAJOS DE LOS POLÍTICOS, QUE LEVANTE EL DEDOOOOO!!!


Los que no hayáis levantado el dedo, ya podéis dejar de leer, que esto no os interesa.


¿Nos hemos quedado sólo los que estamos hartos de los políticos? ¿Sí? Bien.

Ahora vamos a hacer una lista resumida y básica de por qué estamos hartos de los políticos.

1º. Porque hacen poco o nada para arreglar nuestros problemas.
2º. Porque están en la parra... comiéndose las uvas. Puede que Zapatero de verdad pague los cafés a 80 céntimos o que le inviten, pero si dice semejante cosa, es que no tiene ni idea de cómo se han puesto los precios. Puede que a Esperanza Aguirre no le dé para llegar a fin de mes con 8.000 euros, que un palacio cuesta mucho mantenerlo (no veas para calentar un sitio con techos tan altos, sólo la factura de la luz debe de ser prohibitiva) Pero es que aunque sea verdad, si te atreves a decir eso, demuestras que no tienes ni la más remota idea de cómo nos va la vida a los que os pagamos el sueldo.
3º. Porque no nos hacen ni caso a la mayoría silenciosa, y sólo escuchan a los cuatro gritones radicales de un lado y de otro. Me explico:

Hay un montón de votantes del PP que se sienten de centro, pero que tienen a Rajoy de candidato y a Acebes y Zaplana "cortando el bacalao", porque a la ejecutiva del partido no le sale de las narices dejar que Gallardón intente ser presidente. En suma: los votantes de centro del PP, que son mayoría y los que les dan el gobierno cuando ganan, son rehenes de la ejecutiva y la minoría de derechas del PP. Y la minoría lo sabe, pero grita más alto y les dice que a fastidarse, porque son o ellos o el PSOE.

Hay un montón de votantes de izquierda centrista del PSOE que son de verdadera izquierda y no progretas demagogos, que se tienen que comer a candidatos como Almunia o Zapatero porque a la ejecutiva no le sale de las narices dejar que Bono se presente a la presidencia. En suma: los votantes de izquierda no radical del PSOE, que son mayoría y los que les dan el gobierno cuando ganan, son rehenes de la ejecutiva y de la minoría "progre de salón" del PSOE. Y la minoría y la ejecutiva lo saben, pero gritan más alto, llaman "facha" al que les critica, y dice a sus votantes que a fastidarse, porque son o ellos o el PP.

En suma, que más que gobernarnos desde el Parlamento, nos gobiernan desde Ferraz y Génova.

Yo, personalmente, como creo que PP y PSOE son ambos inútiles e impresentables, aunque eso sí, cada uno a su manera (pondré el Libro de Agravios en otra entrada), no pienso votar a ninguno de los dos ni al Congreso ni al Senado, ni en las Andaluzas. Porque en vista de que no hacen caso a ninguna de mis peticiones, ni escuchan a la ciudadanía, tendré que llamar la atención de la única manera en que sé que me escucharán: dándoles una patada en el culo.

Pero sé que entre vosotros hay muchos que tenéis miedo de votar a un partido minoritario, por no dar el gobierno a PP o PSOE. Pero, ¿os habéis planteado dar vuestro voto del Senado a algún partido minoritario? El Senado no puede afectar al gobierno más que para retrasar dos meses la aprobación de las leyes (el veto senatorial sólo es un retraso de dos meses, no es un veto que de verdad pueda parar una ley). Es necesario contar con él para realizar reformas a la Constitución, pero ninguno de los partidos grandes las ha propuesto. Así que, si te gusta un partido minoritario pero no te atreves a votarle, te animo, te insto, te pido que renueves la democracia y le des tu voto en el Senado. No sólo para dar la palabra a los minoritarios, sino también para castigar a los de siempre. Un escaño va unido a un sueldo de 3.000 euros al mes más dietas (1.800 euros al mes para parlamentarios que residan fuera de Madrid)... Y algo más de 60.000 euros de subvención por escaño. Si no estás contento con ninguno de los dos grandes (PP y PSOE) pero tienes miedo de dar el poder al otro, al menos puedes enviarles un mensaje de disconformidad mediante el hecho de hacerles perder dinero. No es poca broma que pierdan un escaño: es una persona a la que tenían “colocada” que de repente se ve en la calle, es menos poder en comisiones parlamentarias, menos poder a la hora de escoger jueces de los Tribunales Supremo y Constitucional... Nos quejamos de que la justicia está politizada, de que rojos y azules se pelean por los jueces. Bueno, quizá sea el momento de dar poder a otros, para renovar un poco el Parlamento y los altos cargos de la Judicatura, dejar que entre aire fresco. Y sobre todo esto serviría para mandarles el mensaje de que ESTAMOS HARTOS. Estamos hartos de tener que escoger entre lo malo y lo peor, estamos hartos de que no nos hagan caso, y estamos hartos de que nos tomen por idiotas. Y la única forma de que se enteren de lo hartos que estamos, la única forma de que cambien, es que les peguemos donde les duele: en la cartera.

La noche del 9 de marzo, quiero poder pasarla pensando que YO les he fastidiado a ellos. Que YO les voy a quitar dinero a ellos, que YO les voy a bajar su número de “colocados” y sus subvenciones porque YO, como ciudadana, estoy hasta las narices de su incompetencia, su hipocresía y su desfachatez, ésa que hace que el mensaje acabe siendo “tenéis que tragar conmigo porque la única opción es el otro”. Pues este nueve de marzo, les vamos a dar una patada en el culo.















No está registrado en ninguna parte porque quiero que lo copies, lo pegues, lo envíes por e-mail, lo subas a tu blog, lo envíes por sms, se lo mandes a tus amigos, se lo digas a tu madre, cuelgues los banners por todas partes y hagas correr la voz. A cuanta más gente, mejor.